“En el “Barranco del Solano” muy cerca de Casa Ramiz, un lugar escondido pero de fácil acceso donde antiguamente las gentes de Sarratillo elaboraban su licar pasando desapercibidos.
Una caseta de piedra debajo de una enorme piedra, un chorro de agua fría que cae en forma de cascada y que  servía para enfriar el serpentín del alambique, leña, vino, anís en grano y algo de experiencia, era todo lo que necesitaban para elaborar un buen aguardiente, pasando desapercibidos.”

http://www.casaramiz.com/inauguramos-blog/